viernes, 17 de mayo de 2013

Y yo sin la mili hecha

La democracia anda un poco deprimida, así que hay días que ni se levanta de la cama. Hoy sí que se ha levantado, pero con un escozor en el ojete que no se puede aguantar. Intenta recordar qué le hicieron la noche anterior, pero los recuerdos están confusos a causa de tanta medicación que le recetan los mercados... las imágenes vienen y van, y ya no se aclara si en España hubo o no hubo una guerra civil, y si estuvo justificadísima porque los republicanos eran unos cochinos que mataban curas. ¿O eso era una película? Bueh, qué más da... ahora ya tenemos democracia y todo eso da exactamente igual.

Así que la democracia se arrastra al sofá, se calienta un café y se pone a ojear el periódico. Y se encuentra con esto:


Es la foto de un homenaje en Cataluña a la gloriosa división azul española. La buena señora del tinte es la delegada del gobierno en Cataluña, decente y católica, el señor a su lado creo que es el alcalde de la ciudad de turno (del PSOE) y los héroes intachables del uniforme de la falange son unos que hicieron de este país lo que es hoy. Y en la misma fecha que una jueza argentina recibe "no nos moleste por tonterías" de parte del gobierno español, cuando trataba de recibir por videoconferencia los testimonios de testigos españoles de los crímenes del régimen.

Franco dio un golpe de estado, los fascistas se hicieron con el poder y fusilaron a diestro y siniestro (a siniestro sobretodo). Colaboraron con el nazismo activamente, montaron campos de concentración y se pasaron los derechos humanos por el forro. La iglesia católica les apoyó en exclusiva y contribuyó a todo cuanto hicieron. Los nazis capturaban a los enemigos del régimen que habían huido a otros países europeos, y o bien los traían a cunetas patrias o bien los despachaban cómodamente en cualquiera de sus campos. Algunos (pocos) soldados españoles lucharon codo con codo con los nazis en varias regiones, y balas de manufactura alemana e italiana perforaban las sienes de traidores apátridas por toda nuestra geografía.

Cuando los nazis cayeron al régimen se le olvidó que fueron tan amigos, y de pronto eran absolutamente neutrales, total esa guerra no iba con ellos. Y cuando Franco murió, dejó al rey al mando del estado y sus ministros y otros simpatizantes se montaron un partido político que ahora gobierna en España y en muchas de sus autonomías (mediante votos lícitos, ojo).

Cualquiera que haya leído estos párrafos estará pensando "para qué coño me cuenta todo esto". Lo cuento porque la mayoría de los españoles creen que no hace falta estar recordándolo, ni es necesario juzgar los crímenes del franquismo, y que todo está ya superado y saneado. Pero ahí sigue la iglesia, y la guardia civil, y la monarquía, y el Partido Popular tiene mayoría, y la fundación Francisco Franco está subvencionada por el estado, y prácticamente todos los alumnos de colegios e institutos desconocen todos estos hechos históricos, o bien tienen versiones distorsionadas. El fascismo venció adaptándose a los tiempos y conviviendo con otras ideologías, pero nunca se extinguió en España.

Y que no son opiniones, que son hechos. Que si los rojos cometieron crímenes de guerra, que si la república era un cachondeo, que si hubo curas asesinados, y que si Franco puso la seguridad social. Pues me parece muy bien, pero todo lo anterior sigue siendo cierto y aquí gobierna el partido formado directamente a partir del régimen fascista, régimen asesino y antidemocrático. Y ahora, a la calle a protestar por no cumplir sus promesas.

2 comentarios:

  1. http://mapadefosas.mjusticia.es/exovi_externo/CargarMapaFosas.htm

    ResponderEliminar